La edad de la piel

Conoce los distintos tips para cuidar tu piel, mantenerla saludable y joven por más tiempo.

La belleza se encuentra dentro de cada uno de nosotros. Somos una obra de arte perfecta y debemos cuidar nuestra seguridad física, mental, emociones y ánimo, para que nuestra belleza interior también se vea reflejada en el exterior.

En Lasertam somos fieles creyentes de esto y en este blog te contamos aspectos técnicos de la piel y cómo cuidarla para mantenerla saludable a pesar del paso del tiempo.

La piel es nuestra cubierta externa, cuidarla es fundamental y preocuparse de ella debería ser parte de la rutina diaria. Esta se compone de 3 capas principales: Epidermis, Dermis e Hipodermis y sus principales funciones son de carácter protector, termorregulador, sensorial y emocional.

 

¿Qué puedo hacer cuando mi piel envejece o luce diferente?

La piel es el reflejo del cuidado que tenemos en nosotros mismos, y cuando la vejez, la deshidratación y gravedad comienzan a tomar protagonismo en nuestra piel; pensamos en un producto o tratamiento estético que nos permite revertir lo sucedido.

Con esta decisión o exploración de alternativas, aparecen un sin fin de dudas y comenzamos a indagar buscando el mejor producto, tratamiento del mercado, el mejor médico e incluso métodos naturales.

Pero, ¿qué tan efectivos son estos métodos? En la incertidumbre probamos varios métodos a corto plazo y suele suceder que ninguna alternativa nos convence, por esto es tan importante saber cómo usarlos y entender más sobre nuestra piel.

 

¿Cómo prevenir el deterioro de la piel?

Debido a que con el paso de los años va aumentando la pérdida de colágeno y elastina, la prevención es el mejor aliado a la hora del cuidado facial. Para esto, buscar la asesoría de especialistas en dermocosmética es fundamental para continuar luciendo un rostro saludable y luminoso.

Con la ayuda de un experto, podremos cuidar nuestra piel de forma eficiente y temprana. El primer paso que se puede realizar es hacerse un Face Mapping (0) en línea.

Por la compleja estructura de la piel, los tratamientos tópicos y sus principios activos solo penetran en la epidermis, la primera capa de la piel, y a pesar de no afectar de forma profunda la piel, el aporte nutricional y de soporte es de gran relevancia porque con ello se consiguen que las células crezcan más sanas y no sufran estrés oxidativo, por lo tanto una piel más sana y longeva.

 

¿Por qué cambia el aspecto de la piel?

Desde temprana edad nuestra piel se expone a varios factores como el sol, polución, humo de cigarrillo, falta de sueño, mala alimentación, entre otros factores que afectan y dañan nuestra piel. Por lo tanto, es muy importante que desde temprana edad comencemos con el cuidado de la piel, idealmente que sean nuestros padres quienes nos apliquen crema hidratante con factor solar desde pequeños.

 

Con el pasar de los años, las células cutáneas de colágeno y elastina disminuyen su actividad, y por lo tanto los recursos de nuestro banco de juventud se agotan, lo cual afecta directamente la apariencia de nuestra piel.

 

¿Cuáles son las edades de la piel? 

La Adolescencia: Cuando llegamos a la adolescencia se manifiestan cambios hormonales y aumenta la producción de las glándulas sebáceas, las cuales son responsables de que comiencen a brotar granitos en el rostro. Al comenzar esta etapa, los productos que regularmente utilizamos ya no son suficientes y debemos buscar de qué manera podemos mantener el aspecto saludable de nuestra piel.

Una sesión de Detox Facial (1) en Lasertam podría ser exactamente lo que necesitas. Este tratamiento es ideal para mantener un rostro saludable y vital. Ya que, mediante la aplicación de productos remueve las impurezas de la piel y células muertas para devolverle energía y salud al rostro.

Adulto Joven: Al llegar a los 20 – 30 años, en la mayoría de los casos, el acné, exceso de grasa ha disminuido y nuestra piel aún tiene un aspecto saludable. Debemos tener en consideración que en ese rango de edad, cambia el ritmo de la vida y la exposición a la contaminación, maquillaje, estrés, entre otros, causan que sea fundamental limpiar nuestro rostro diariamente a diario.

Es en este preciso momento cuando debemos incluir a nuestra rutina de cuidado diario productos ricos en vitamina A y retinoides. Estos ayudarán a prevenir las manchas de la edad y la aparición de arrugas. Gracias a la renovación celular, producción de colágeno y elastina, que producen este tipo de productos, podemos prevenir el envejecimiento celular. También se puede incluir un tónico que nos ayude a limpiar, cerrar poros y a regular el pH natural, y para dar luminosidad, aplicar una crema hidratante y nutritiva.

El tratamiento Peeling Químico (2) que realizamos en nuestra área de Medicina Estética Facial Avanzada con el objetivo de dar luminosidad al rostro, va mejorando en un par de sesiones las manchas, cicatrices, acné y otros lesiones del rostro.

 

Adultez: Entre los 40 – 50 años ya nos enfrentamos a una piel madura. Por lo tanto, debemos comenzar a cuidar también nuestro cuello, ya que este comienza a tener un aspecto de flacidez, descolgamiento, manchas y cambio de textura. Esto sucede debido a la pérdida de colágeno y nuestro tejido conectivo pierde la capacidad de absorber humedad, la piel se vuelve seca y aparecen arrugas.

En esta edad se puede aprovechar los beneficios del Bótox (3) y los rellenos de Ácido Hialurónico (4), ya que ayudan a mejorar la calidad de la piel y combatir la flacidez. Además, se recomiendan los productos ricos en activos antioxidantes y Ácido Retinoico, los cuales reparan las fibras de colágeno y aumentan en promedio el recambio de células muertas en la superficie de la piel.

Escrito por: Angela María Becerra Ospina

Fuentes a:

Entradas recomendadas