Botox y toxina botulínica, ¿Es lo mismo?

Botox y toxina botulínica, ¿Es lo mismo?

Es muy común escuchar decir: “¡Me puse botox!”, pero ¿realmente sabemos de lo que se está hablando? En este blog te contaremos qué es la toxina botulínica, conocida popularmente como Botox.

¿Qué es la toxina botulínica?

Es un neuromodulador inyectable que provoca la inhibición de la neurotransmisión entre las terminaciones nerviosas periféricas y las fibras musculares.

En palabras más simples, el tratamiento con toxina botulínica consiste en la aplicación de esta sustancia en la piel para relajar los músculos de expresión facial que son los responsables de las marcadas líneas de expresión (por ejemplo, las arrugas de la frente, el entrecejo, las “patas de gallo”). La toxina botulínica también se ocupa para corregir tratamiento de sudoración excesiva (hiperhidrosis), bruxismo, entre otras. Es un tratamiento seguro y aprobado para su uso en medicina estética.

¿Y qué es el Botox?

Cuando decimos “Botox”, nos estamos refiriendo a una marca de toxina botulínica del laboratorio ALLERGAN, pero así como esta existen muchas más.

Es muy importante entender que esta toxina no es un material de relleno, ya que a veces puede malinterpretarse su función.

¿Cuánto dura el procedimiento?

El procedimiento es corto, dura aproximadamente 20 minutos si se trabaja exclusivamente tercio superior. Los resultados se aprecian a los 3-4 días, llegando al peak en 15 días. Este tratamiento dura entre 3-6 meses, pero dependerá siempre de cada paciente.

En Lasertam Medicina Estética Facial Avanzada, utilizamos la marca Botox del laboratorio ALLERGAN para este tipo de procedimientos.

Te invitamos a que conozcas todos nuestros tratamientos de medicina estética facial avanzada, y a que agendes una valoración medica gratuita con nuestras doctoras.

Entradas recomendadas